fbpx

Mareos y cansancio en la menopausia, ¿es normal?

Publicado por Equipo de redacción en

Mareos y cansancio en la menopausia, ¿es normal?

Quizás ya te hayas acostumbrado a escuchar sobre los sofocos, el insomnio o los cambios de humor en la menopausia. Pero estos no son todos los síntomas propios de esta etapa.

De hecho, dos de los más habituales son los mareos y la sensación de cansancio o fatiga. El cansancio puede manifestarse de forma física o mental, por lo que tiene la capacidad de afectar a todas las partes de tu cuerpo. Además, tanto los mareos como el cansancio están íntimamente relacionados.  

Menopausia y cansancio, ¿a qué se debe?

Cuando las mujeres se acercan a la menopausia es muy común que se sientan más cansadas o fatigadas de lo habitual. Puede parecer que no hay una razón aparente, pero de nuevo tiene que ver con la actividad hormonal que tiene lugar en tu cuerpo durante esta etapa. 

Por un lado, todos los síntomas que se producen en la menopausia afectan directamente a tu energía y estado de ánimo. El insomnio en la menopausia, los sofocos, el estrés, la ansiedad… todo ello afecta y aumenta la sensación de fatiga y agotamiento. Por otro lado, también hay que tener en cuenta la fatiga mental que supone un cambio como el fin de la etapa fértil, la incertidumbre que esto provoca, etc. 

Para combatir el cansancio físico, es fundamental que el descanso diario sea eficaz, llevar una dieta equilibrada y practicar ejercicio físico de manera frecuente. Es cierto que si no eres deportista, puede que sólo pensarlo te dé muchísima pereza, pero piensa que lo que cuesta es empezar: el ejercicio te ayuda a liberar endorfinas y a mejorar tu estado de ánimo. 

Ya sabes que el cansancio no tiene por qué ser solo físico: también puede aparecer en forma de sobrecarga mental que puede provocar decaimiento y problemas de concentración, entre otros. Por eso es importante que te tomes el tiempo que necesites para descansar y reponer energías. 

El descanso es vital para darle a tu cuerpo una pausa y permitirte recuperarte física y mentalmente. Dedicarte tiempo a ti misma en actividades que te hacen sentir bien también ayuda a reducir el cansancio mental. Así que ya sabes: guarda todos los días un ratito para leer, ir en bicicleta, hacer deporte, quedar con tus amigas o pasear a tu perrita. 

La sensación de cansancio también puede focalizarse en partes concretas de tu cuerpo. Es habitual, por ejemplo, sentir las piernas cansadas o hinchadas, y que de vez en cuando experimentes calambres o pesadez. Esto se debe a la pérdida de tono muscular que se produce en la menopausia. Para combatirlo es importante estimular la circulación de la sangre en esta zona. Por ejemplo, puedes hacer elevaciones de piernas, ducharte con agua tibia y utilizar un calzado adecuado que te ayude a sobrellevar el cansancio. 

Mareos en la menopausia

Existen muchas razones que pueden provocar mareos en la menopausia: la fatiga causada por el mal descanso, los sofocos, ciertas medicaciones, ansiedad y estados de ánimo complejos o incluso levantarte más deprisa de lo que sería recomendable. 

Pero una vez más, en la mayoría de los casos esos mareos están relacionados con el descenso de los estrógenos. Este cambio hormonal puede afectar al cómo funcionan los vasos sanguíneos e influir así en el sistema nervioso. Además, al disminuir los niveles de esta hormona, la glucosa disponible en el cuerpo también se reduce, provocando que a las células del cuerpo no llegue el suficiente oxígeno.

Los síntomas físicos de la menopausia siempre van muy ligados a los síntomas psicológicos y viceversa. Las preocupaciones, tristeza o irritabilidad que puedas sentir en esta etapa pueden aumentar o empeorar los dolores de cabeza y la posibilidad de sufrir mareos o vértigos. 

No obstante, hay algunos consejos que puedes poner en práctica para poder atajar estos mareos. Entre otras cosas, será muy importante beber mucha agua. De hecho, la deshidratación es una de las causas más comunes de mareos, por lo que es uno de los primeros consejos a seguir para su prevención. 

Descansar adecuadamente y dormir las horas necesarias también es muy importante. Además, si ya has experimentado mareos será importante tener cuidado de no hacer movimientos bruscos que puedan provocar uno, en especial al levantarte cuando estás sentada o acostada. 

Debes tener en cuenta que los mareos en la menopausia también pueden ir asociados a otros síntomas como náuseas, palpitaciones o zumbido en los oídos. 

Esos mareos en la premenopausia y menopausia no deberían influir directamente en tu calidad de vida, pero si notas que afectan demasiado y te impiden llevar a cabo tus actividades diarias con normalidad, no dudes en consultarlo con tu médico. 


0 commentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *